DECILO Fuerte: Counseling. Del estado de crisis a las encrucijadas

imageDel Estado de Crisis a las Encrucijadas

por Martín Virasoro

En la vida diaria y también en los medios, cada vez se habla más de crisis, de una crisis que afecta todos los ámbitos de la vida humana. Sin duda en este momento el tema más recurrente son las crisis económicas que parecen castigar de distintos modos al mundo entero. Ni un país parece salvarse, aunque a cada uno le preocupa más la que afecta al propio. Además a estas crisis económicas se las hace responsables de otros males: gran parte de las enfermedades y problemas físicos, psíquicos y psicofísicos que sufren las personas. El estrés y la desregulación emocional que provoca la crisis llena los consultorios de médicos, y de los profesionales de la ayuda psicológica. Desde ya los Consultores Psicológicos, son desde mi modo de ver, la alternativa más indicada para prevenir las siguientes y subsiguientes situaciones de crisis.
Está en el aire de nuestros tiempos la imposibilidad de pensar en una vida sin crisis.
En relación a esto quisiera hacer algunas acotaciones. Habitualmente se tiene la creencia de que la crisis está caracterizada por la transitoriedad. Por eso considero que quizá la definición de crisis no es la más indicada para caracterizar la situación actual, pues, en el ámbito económico, al menos, la crisis parece haberse vuelto estable: un estado de crisis. Ha dejado de ser “un golpe” que genera movimientos de cambio.

La otra idea que quiero compartir con ustedes, tiene que ver con la medicina y con el hecho de que originalmente “crisis” era fundamentalmente un término médico. Los historiales médicos y también las películas de años atrás relataban, con frecuencia, ese momento crítico vivido en el seno de los hogares —en ese momento no había hospitales— en los que el paciente atravesaba por momentos decisivos, en ellos estaba en juego su supervivencia. La crisis era un punto de inflexión de la enfermedad que conducía inevitablemente a un desenlace. En cuestión de horas o minutos, la crisis quedaba resuelta: el paciente entraba en la convalecencia o moría. Se hacían consultas a los médicos más eminentes de la época, pero en última instancia, la definición quedaba en manos del organismo o de la persona por su capacidad en la lucha por la vida.
La ciencia y la tecnología, las clínicas  y los lugares de terapia intensiva también han hecho desaparecer la transitoriedad en estas crisis.
En la psicología, el modelo de crisis la veía simultáneamente como un riesgo y una oportunidad: una posibilidad de empeorar o de mejorar las condiciones de vida. Pero lo que todos vemos, es que, si bien las personas buscan ayuda y cumplen el mejor modo que pueden con el tratamiento terapéutico que les indican, a veces pasan años en “estado de crisis sin cambio y sin fin”.
Por eso en mi especialidad, “El Counseling” y como consultor Psicológico he puesto mi foco de estudio estos últimos años en encontrar técnicas que funcionen, donde haya constancia y se logren superar las crisis en la mayoría de los casos. En el caso que no puedan superarla aprender a sobrevivir para no empeorar la situación.
Estas reflexiones a mí me han motivado en otra dirección: al reemplazo del modelo de la intervención en crisis como forma de prevención, por un modelo que denomino encrucijadas. Este modelo es múltiple y complejo.
La encrucijada como su nombre lo indica es un cruce de caminos de distinta dirección. Es una situación comprometida, pues reside en la persona asumir la responsabilidad de elegir el sentido u orientación adecuados para su vida.
Yo defino a las crisis como: Vitales y accidentales ( las últimas son las que no dependen de nosotros). La crisis anula en la persona la posibilidad de tomar decisiones personales, ya que es vivida como una situación límite que obstaculiza cualquier acción.
En la encrucijada, la exigencia a optar entre alternativas también se intensifica, ya que la convocatoria a elegir una orientación es lo propio de todas las situaciones por las que atravesamos los seres humanos.

Por ello mi propuesta para el 2016 es una serie de talleres, seminarios y workshops para enfrentar, fiscalizar, describir y analizar los ejes de la vida, ya sea horizontal, vertical y transversalmente bajo el modelo de las encrucijadas que afronta la persona a lo largo de su vida. De esta manera se aprenderá a abordar los conflictos propios de cada una de las encrucijadas como punto de partida hacia la resolución de conflictos y a la auto-decisión del consultante de adoptar estas técnicas para el desarrollo vital y futuro de su vida.

image

Martín Virasoro para DECILO Fuerte

Martin Virasoro Consultor Psicológico
Especialista en problemáticas vinculares de Parejas y Familias
Mail: martin@virasoropsi.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s