Astrología: Aries soy yo!

Por Pili Casado para Decilo Fuerte

image

ARIES YO SOY

Los signos son constelaciones en el cielo. Las más conocidas y utilizadas en astrología son las 12 constelaciones correspondientes a los 12 meses del año. Los planetas hacen su recorrido alrededor del sol y ese movimiento de traslación es siempre por las mismas constelaciones y en orden consecuente, es decir no se saltean ni pasan por otras constelaciones, por ejemplo la luna tarda 28 días en realizar su movimiento “aparente” alrededor del sol y esta aproximadamente 2 días y medio en cada constelación, primero en Aries, seguido de Tauro, Geminis y así sucesivamente. Lo mismo sucede con Jupiter, Saturno, etc. La franja por la que se mueven los planetas se la denomina franja eclíptica, es un cinturón en el cielo de 14 grados aproximadamente. En un mandala en reposo, la primer constelación que se asoma al este (o sea en el horizonte) coincide con el grado 0 de Aries, que por medio cartográfico se expresa en la carta ubicándose en la casa 1.
Por lo cual Aries es el primero , es la energía “ Yo soy ” , es el inicio del proceso, no conoce a otro es personalista , pionera, emprendedora ,de acción, competitiva , sale en búsqueda de su propio espacio, quiere ante todo vencer los obstáculos , es la conquista, es una energía en ciego , no hay registro ni proceso psicológico ( puede darse con la misma pared más de una vez) , es aquí y ahora , hay impulso, lo que le puede atribuir característica de torpeza, está relacionado al corte , a la agresión. Lo rige marte (el guerrero), es del elemento fuego, de ahí que se lo relaciona a la primera chispa, lo que la hace una energía atractiva, es fuente de creación o de destrucción, también es fertilidad y en la antigüedad se la asociaba a la purificación. De ritmo cardinal, relacionado al inicio de la primavera en el hemisferio norte. Es energía masculina, fálica, activa, libre y espontánea, representa vitalidad, riesgo, valentía y sacrificio. En el proceso humano es el momento del nacimiento, el amanecer, el inicio de la estación. Parte del cuerpo: la cabeza.
Mitología:
Un arquetipo ariano es el cordero, o carnero, vemos así en innumerables obras de arte cristiano a un pastor cargando con un cordero, el cordero víctima, recordando al Cristo sacrificado para salvar a la humanidad de la epidemia del pecado. El Cordero de Dios muere voluntariamente para salvar a los pecadores: “Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo…” es Cristo y los fieles que, tras él y en él, aceptan la muerte expiadora.
En el mito judeocristiano estas fiestas primaverales son asimiladas a la Pascua: el paso a través del Mar Muerto y la liberación del pueblo judío de la opresión egipcia (Moisés, héroe pastor) y a la crucifixión y resurrección de la carne de Cristo; también es el Apóstol Pedro, el primero que Jesús “pesca”, el primer Papa, el que muere crucificado como su Maestro, pero cabeza abajo; el más básico o primitivo de sus 12 Apóstoles; el primero sobre quien se erigirá el culto católico. También es cierto que ambos penden en una cruz hecha de un árbol especialmente talado para tal fin. El cordero es inmolado para que su sacrificio libere al mundo de los pecados cometidos. Este es el sentido de la fiesta de la Pascua (marzo, abril) tanto para judíos como para cristianos en cuyo transcurso tradicionalmente se come cordero, al igual que al finalizar el mes de Ramadam los islámicos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s